domingo, 15 de febrero de 2015

Un triunfo histórico






“Si pasa la barrera es gol” me dijo Pepo, un amigo hincha del Taladro que amablemente me invitó a ver el partido. Durante toda la semana me había sugerido “arreglar” un empate cuando nos encontrábamos a tomar un café en el Bar Gandulfo junto a otros muchachos. Una premonición sobrevoló la broma, confirmada en el último minuto del partido cuando Pepo, resignado, sentenció que a Banfield le pasó lo mismo durante todo el campeonato pasado: “domina campo, pelota y se desprotege atrás”, sumado a una defensa insegura que el chiquito Brandán desparramó en una sola jugada.

La pelota tenía un solo resquicio para atravesar la barrera hacia el arco de Bologna y el Nene Dinneno, con presición quirúrjica, la puso donde su ojo y su pie derecho le ordenaron. Lo que siguió fue un silencio atronador (oxímoron, como marca el diccionario) matizado por unos gritos apagados de gol, que no lograba identificar de donde venían -estaba preocupado por contenerme y no gritar en medio de la platea albiverde-, pero complementaban el festejo de los jugadores.

Una fila más arriba, el Vicegobernador de la Provincia de Bs. As. Gabriel Mariotto estaba rojo de la bronca y despotricaba contra los delanteros de su equipo. Solo había escuchado su vozarrón un rato antes cuando elogió a Crivelli tras una de sus salvadoras intervenciones. En el entretiempo ingresamos al hall techado y muy coqueto que Banfield tiene en la platea y quebrando mi estrategia de pasar lo más desapercibido posible, se me acercó un hermano celeste -al que conozco de vista- y me preguntó disimuladamente “¿Cómo está Temperley en el historial con Banfield?”. Intercambiamos opiniones durante unos segundos y se despidió con un “a seguir sufriendo”, que es la marca de nosotros, los hinchas gasoleros. 

Con el pitazo que marcó el final salimos bajando rapidamente las escaleras posteriores, junto a decenas de hinchas locales que no lo podían creer. Mientras volvía a mi casa, felíz y con tres puntos de oro, recordaba la tarde soleada del sábado 1º de abril, pero casi 26 años antes, en la que el Celeste había ganado por última vez en el Lencho Sola. Caminé por las mismas veredas hasta llegar a lo de mi novia. Mientras le hablaba de los quites de Franchini, de los cojones de Bottari, de los goles de Morrudo y de las manos “ataja-penales” del Cabezón Medina, ella cebaba mate y sonreía sin comprender mucho, pero mi felicidad le iluminaba la cara.

Llegué a casa en la que me esperaban con una raviolada familiar; estaban más ricos que nunca. Un rato de felicidad junto a mis hijos y mi esposa, con su sonrisa luminosa, igual que hace 25 años.   



14/02/15 - 1º fecha de Primera División
BANFIELD 0 TEMPERLEY 1
Partido nocturno.
Banfield : Bologna; Bettini (Yeri), Bianchi Arce, Vittor y Civelli; Domingo (Trinidad), Erviti y Cazares; Noir (Viatri), Cuero y Bertolo.  Suplentes: F.Pellegrino, F.Noguera, Chetti y Asenjo.  D.T. Matías Almeyda.     
Temperley : Crivelli; Chimino, G.Aguirre (x), Bojanich y Patricio Romero; Oroná, Eduardo F. Ledesma (A.Arregui) (xx), Sambueza (Magallán) y Brandán; Vilchez (Boggino) y Dinneno.   Suplentes: De Bórtoli, F.González, Esparza y Grbec.  D.T. Ricardo Rezza. (x) expulsado a los 26’.    (xx) expulsado a los 90’ +2’
Gol : 90’ +1’ Dinneno (T).              Juez : Silvio Trucco.

Historia del Club Atlético Temperley. Marcelo Ventieri